Cromi: ¿Y ahora, qué?

Este es el tercer post en la saga de Cromi. Este es el primero, y este es el anterior.

Actualización, 12/19/2017: Cromi está de vuelta, más bacán que nunca.

Gracias a la presión que ustedes ejercieron sobre el DTPM, el lunes 10 de Julio me llamaron por teléfono Jaime Noriega y Carlos Guzmán, de la Gerencia Tecnológica. Como sospechaba, Jaime no tenía idea de qué estábamos conversando, pero Carlos claramente es una persona técnica que respondió mis preguntas con transparencia y conocimiento real.

Esto es lo que me dijeron:

APIs existentes

Transantiago implementó las APIs que Cromi usa para uso interno en herramientas de la web de Transantiago. Nunca previeron que se “filtraran” y que sean usadas por terceros.

Si lo que querían era mantenerlas privadas, lo hicieron muy torpemente — encontré estas APIs en diferentes proyectos de código abierto (no relacionados con el DTPM) haciendo una simple búsqueda en Github por “transantiago”. Esto me da a entender que ellos mismos las compartieron con algunos terceros, por lo que es su responsabilidad que hayan llegado a nuestras manos. Además, no tomaron medidas básicas de seguridad para prevenir que terceros usen APIs que supuestamente son internas. Bastante amateur todo.

Las APIs supuestamente van a seguir andando, pero como son “internas”, no existe ninguna garantía sobre su mantenimiento o existencia futura, y jamás va a haber ningún tipo de documentación. Carlos tuvo la buena onda de apuntarme al cambio que rompió Cromi originalmente, pero hace casi una semana, otro de los endpoints está fallando. Dudo que les importe.

Métodos oficiales para obtener la información

Las formas oficialmente respaldadas por el DTPM para que existan apps como Cromi es lo mismo que hacíamos con Cuánto Falta:

  1. Bajar el feed GTFS
  2. Escribir un servidor que procese el GTFS, lo escriba estructuradamente en una base de datos, y ofrezca endpoints para entregar la información a la app
  3. Estar mega atentos a cuando se actualicen los paraderos y recorridos para limpiar la base de datos y repetir el proceso de importación

Además, para obtener las predicciones de tiempo, lo que piden es que firmes un papel para que te den acceso a la antigua API en SOAP. Yo francamente ni sé lo que es SOAP, pero entiendo que es tecnología tan obsoleta, que no vale la pena intentar aprenderla.

Carlos también me señaló que el DTPM está exponiendo otros grupos de datos, como la posición GPS de todos los buses actualizada cada 1 minuto, en el sitio del DTPM. Suena útil, pero ¿por qué hacen tan difícil enterarse de que esto existe?

El futuro del acceso de datos de Transantiago

Carlos también me señaló que tienen planes de crear un portal de desarrolladores, donde cualquiera pueda registrar su app para obtener acceso a APIs documentadas que tengan toda la funcionalidad de las que conocemos hoy, y más. Lo que les preocupa en realidad — dice Carlos — , es conocer qué apps están usando las APIs para saber quién se vería afectado por cualquier cambio que hagan. (Ahora, existen montones de APIs que, sin mayores problemas, tienen cientos o miles de distintas implementaciones de clientes, y solucionan este tipo de problemas con buena documentación y endpoints versionados, pero en fin.)

Suena excelente, ¿no? Un portal de acceso libre y automatizado para todos los desarrolladores. ¿Cuándo podemos usarlo?

Quizá el 2018. Quizá después. Quizá el próximo gobierno decida que es una mierda de plan y lo tire a la basura, así que quizá nunca. Una linda promesa, que hoy no sirve de absolutamente nada y quizá ni se llegue a materializar.

¿Y Cromi?

Ya establecimos que las APIs actuales no son confiables. Después del dato de Carlos, pude restaurar la app por un rato, pero como dicen los mexicanos, valió madre: inmediatamente se cayó otro de los servicios, y como mencioné, hace días que no se arregla. No puedo invertir tiempo en expandir la app si no puedo confiar en que mañana esté funcionando el servicio de información o no.

El trabajo de montar un servidor y mantener una base de datos actualizada es algo que no tengo ni el conocimiento, ni el tiempo, ni las ganas de hacer. Es lo que mató Cuánto Falta, y no voy a caer de nuevo en lo mismo. No es una opción para Cromi.

A estas alturas, la única forma de salvar Cromi es que alguien más decida generosamente montar un servidor con APIs abiertas, usando los métodos oficialmente aceptados para obtener la información. Cromi podría consumir esa API, y estoy seguro de que montones de desarrolladores independientes estarían más que agradecidos. Pero esto es una utopía, dudo mucho que alguien decida invertir en esto a cambio de nada. (Yo lo hice con Cuánto Falta y Cromi, y bueno… ¿el pago de Chile?)

Así que Cromi por ahora va a quedar como está. Si Transantiago decide restaurar la API caída, quizá vuelva a funcionar. Pero eso puede que no pase nunca. Lo lamento mucho, pero aparentemente, Bus Checker o Moovit — por inusables que sean o por cuestionables que sean los tratos que tienen con el gobierno — , son de las pocas opciones fiables que tienes de saber cuánto falta para que lleguen las micros a tus paraderos favoritos.

El ícono de Cromi en HD, diseñado con el invaluable ojo crítico de Antonia Yunge

Actualización, 12/19/2017: Cromi está de vuelta, más bacán que nunca.

--

--

Product designer • https://doppi.app/

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store